¿Retener el Talento?

La pregunta hoy en día puede sonar incluso absurda en muchas organizaciones. Se podría responder con ironía que a quién quiero retener es a mis clientes. Realmente la cuestión no es retener el talento, sino simplemente tener el talento.

Para tener talento primero hay que captarlo, pero a continuación hay que poner los medios necesarios para que pueda desarrollarse en nuestra organización. La captación es cuestión de poner encima de la mesa una propuesta empresarial atractiva, pero la continuidad depende de que esta propuesta sea veraz y genuina y que responda a las expectativas generadas.

Para ello la organización debe estar orientada a que el talento pueda desarrollar todo su potencial. Y no nos referimos a grandes consignas o proyectos sino más bien a algo que debe estar grabado en el ADN empresarial.

Espacio y talento: el caso Vodafone

Como ejemplo os mostramos el caso de Vodafone. Esta empresa aplicó una estrategia integral de espacios para su nueva sede corporativa en Amsterdam con un resultado increíble.

Su objetivo era no solo trasladar su oficina y aglutinar en un mismo edificio tres centros de trabajo, sino dar un paso adelante rompiendo con la oficina tradicional para lograr algo fresco, nuevo e impactante que diera soporte al trabajo móvil y de colaboración.

Como una imagen vale más que mil palabras os invitamos a descubrir el resultado en este vídeo:

Y si te gusta ¡envíanos tus comentarios!

Imagen y vídeo cedidos por Steelcase.